Regulación de las Competencias de Deporte Motor

Presenté ante la Cámara de Diputados, un Proyecto de Ley que regula la realización de competencias de velocidad de vehículos automotores o motovehículos, en todo el ámbito de la Provincia de Santa Fe, ante la inexistencia de legislación provincial al respecto.

a20140719_101057 a20140719_101118 a20140719_111808

Esta normativa determina que se realizarán competencias de velocidad  con vehículos automotores o motovehículos, siempre que se ajuste a lo dispuesto en la ley, para lo cuál se requerirá una autorización de la autoridad de aplicación, estableciendo además las condiciones de seguridad correspondientes.

La ley crea como autoridad de aplicación, una Comisión Provincial  del Deporte Motor integrada por seis miembros que no percibirán remuneración alguna por el desempeño de sus funciones, que estará integrada por un representante del Poder Ejecutivo, Dirección  Provincial de Defensa Civil, Secretaria de Coordinación de Seguridad en Competencias Deportivas y Espectáculos masivos, por el Consejo Provincial de Deportes y por la Federación que detente los poderes deportivos provinciales y nacionales en lo que refiere al automovilismo y de Motociclismo respectivamente.

Esta comisión deberá dictar las normas a las que se deberá ajustar cada evento deportivo que sea de su competencia, disponer los aspectos de seguridad de espectáculo, fiscalizar el normal desarrollo de la actividad deportiva y habilitar autódromos, circuitos o pistas.

Esta iniciativa ha tenido en cuenta que actualmente se llevan a cabo en la Provincia aproximadamente 80 eventos deportivos automovilísticos, con un promedio de 300 vehículos compitiendo en los distintos escenarios de Santa Fe y provincias aledañas como Entre Ríos y Córdoba, con un haber total de 3.374 personas registradas en lo que refiere solo al automovilismo.

El automovilismo en la Provincia es mucho más que un mero deporte o entretenimiento, con una actividad multiplicadora, ya que en función del mismo existen talleres mecánicos especializados, fábricas de elementos de competición, fábricas de repuestos, autódromos, circuitos, publicidades, comunicaciones, televisión, hotelería, por citar algunos aspectos allegados al círculo del deporte motor.

El Estado tiene el deber de controlar el deporte motor, el cumplimiento del Reglamento Deportivo Automovilismo (R.D.A.), los reglamentos particulares, especiales , como así también la normativa para la Provincia, como si la tienen las Provincias de Buenos Aires, San Luis, Chubut, Entre Ríos, entre otras, y que permita  otorgar la máxima seguridad a los participantes, pilotos, mecánicos, banderilleros y el público en general.

 

Arriba